Reducción de amoníaco en purines: sistemas combinados

Los purines generan altos niveles de amoníaco, muy nocivo tanto para las personas que trabajan en la granja como para los animales.

Como ya sabes, la reducción de amoníaco en purines es una obligación contemplada en la legislación. Concretamente, es el Real Decreto 306/2020, del 11 de febrero, el que obliga a las explotaciones de ganado porcino a reducir las emisiones de amoníaco a la atmósfera durante el almacenamiento de los purines. Un 60% en cada nave y un 80% en el exterior.

Los purines generan altos niveles de amoníaco, además de otros gases contaminantes como el sulfuro de hidrógeno (H2S) y el metano (CH4). Estos gases son muy nocivos tanto para las personas que trabajan en la granja como para los animales. Existen estudios que relacionan los altos niveles de amoníaco con una mayor incidencia de enfermedades respiratorias, pérdida de apetito y tasas de fertilidad más baja en los animales.

Además, los gases causan daños corrosivos tanto a las paredes como a los pisos de los tanques de almacenamiento.

Por ello, la reducción de amoníaco en purines se hace imprescindible para preservar la salud y para cumplir con la legislación vigente.

 

¿Cómo se reduce el nivel de amoníaco en purines?

 

En oxifuch cuentas con nuestro sistema, incluido en la MTD 13, MTD19 y MTD 30 de la Decisión 2017/302 por la que se establecen las conclusiones sobre las mejores técnicas disponibles (MTD) en el marco de la Directiva 2010/75/UE.

 

Para reducir eficazmente el amoníaco en los purines, combinamos el uso de bacterias Bac-asili HIPO PURÍN con nuestro sistema de aireación mediante módulos Oxi-fuch.

 

El uso de bacterias naturales e inocuas, tiene como objetivo degradar las sustancias nocivas y materia orgánica. Cada bacteria es distinta y por lo tanto tienen aplicaciones diferentes. Por ello, siempre es necesario conocer y analizar el problema concreto a solucionar para utilizar las bacterias adecuadas.

HIPO PURÍN se basa en el conocimiento de la biotecnología ambiental, utilizándolo para resolver los problemas causados por la producción y almacenamiento de desechos animales. Contiene una mezcla de microorganismos naturales inofensivos que gestionan las condiciones que presenta el alojamiento intensivo de animales, la producción y el almacenamiento de purines.

 

Esto nos permite:

 

  • Eliminar eficazmente el amoníaco
  • Movilizar eficientemente los purines.
  • Competir con éxito con microorganismos anaeróbicos
  • Prevenir el desarrollo de gases, como el H2S y metano.
  • Eliminar el material orgánico biodegradable para producir una suspensión más acceptable.

 

El uso de bacterias Bac-asili HIPO PURÍN puede completarse con nuestro sistema de aireación mediante microburbujas.

Estas microburbujas recorren el purín desde el fondo hasta la superficie de manera lenta y homogénea, transfiriendo oxígeno por rozamiento. Este oxígeno es el que se convierte en la fuente de energía para el sustento y crecimiento de las bacterias presentes en HIPO PURÍN.

El diseño de los módulos Oxi-fuch consiste en dos tuberías. La superior, microperforada, crea dos columnas de microburbujas para lograr la aireación. Las microburbujas transfieren hasta 6,6 veces más oxígeno que una burbuja grande. La tubería inferior, rellena de arena, sirve como lastre para fijarlas al fondo.

 

¿Qué beneficios aporta combinar el uso de bacterias con la aireación?

 

  • Reduce la formación de costras en las superficies de balsas.
  • Se consigue una mayor facilidad de bombeo del purín.
  • Reduce los olores nocivos.
  • Reduce la formación de gases peligrosos y materia orgánica.
  • Se logra el control de las plagas de moscas.
  • Estabiliza los purines más rápidamente.
  • Crea un entorno seguro para los operadores de ganado y granjas.
  • Las bacterias en el fertilizante ayudan a restaurar el ecosistema del suelo.

 

En la Ficha de Producto de HIPO PURÍN podrás informarte de cómo funciona. Podrás ver que contiene un agente amortiguador que ayuda a neutralizar el entorno en el que se espera que actúen los microorganismos. De esta forma reduce el período de aclimatación.

También  contiene extracto de yuca, fundamental en la reducción de amoníaco en purines. También tiene algunos beneficios en la eliminación de sulfuro de hidrógeno (H2S).

Todas las bacterias con las que trabajamos en Oxifuch han sido aisladas de entornos naturales, por lo que  no han sido modificadas genéticamente. Están clasificadas como inofensivas para los humanos, animales y plantas de acuerdo con las pautas de la UE y OMS. Además, para aumentar todavía más la seguridad, realizamos test independientes para asegurar que nuestros productos están libres de Salmonella y otros contaminantes.

 

Si necesitas más información sobre nuestro sistema para la reducción de amoníaco en purines, contacta con nuestro equipo. Te asesoraremos de la forma más adecuada a tu caso concreto, siempre de mano de expertos.

Categorías: Tratamiento de Purines