El sistema de canalización de purines por vacío, al contrario de los sistemas convencionales que utilizan la fuerza natural de la gravedad como impulsora de las aguas, emplea la presión negativa para su transporte. De este modo el sistema se adapta al perfil natural del terreno utilizando para ello zanjas estrechas de poca profundidad y tuberías de pequeño diámetro.

Sostenible y económico

Este sistema de vacío, combina un bajo coste constructivo en situaciones adversas y una mayor protección del medio ambiente con alta fiabilidad, no admite infiltraciones, pérdidas de fluido ni emisiones de gases peligrosos como el amoníaco. Además su mantenimiento es escaso y su instalación es fácil y rápida.

NUESTRO SISTEMA DE VACÍO ESTÁ INCLUIDO EN LAS MTD 30

Válvula de vacío

  • Válvula de vacío y controlador de nivel completamente sumergible
  • No necesita tubos respiraderos para su activación
  • Ausencia de controladores de nivel neumático/mecánico altamente fiable
  • No existe riesgo de acumulación de grasas
  • Succión y transporte de aire y purines de forma simultánea
  • Patente exclusiva de un dispositivo de succión Venturi para aire/agua
  • Garantía y control total en toda la red de la relación aire/agua que ingresa al sistema

Válvula de vacío Vacuflow, Sewervac

Funcionamiento de la válvula de vacío en cuatro pasos:

Válvula de vacío Vacuflow, Sewervac

1Los purines llegan desde las naves de alojamiento por gravedad hasta la cámara colectora. En este punto la válvula de vacío está cerrada.

Válvula de vacío Vacuflow, Sewervac

2Al alcanzarse el nivel de arranque, la válvula de vacío se abre a través del mecanismo de activación que posee.

Válvula de vacío Vacuflow, Sewervac

3Al alcanzarse el nivel de parada, la válvula de vacío se cierra a través del mecanismo de activación que posee.

4La mezcla aire/agua (1,5:1) pasa a través de la válvula de vacío hacia la red que se encuentra en vacío.